profesores_primariaprofesores_esoprofesores_bachillerprofesores_universidadprofesores_ingles 

Clases con Profesores Particulares en toda la Comunidad de Madrid                              Navarra | Valencia/Alicante
Sólo Profesores Particulares
91 517 80 91

¡Más de 4000 alumnos satisfechos!


profesor-particular1

"El profesor que me enviaron ayudó decididamente a mi hijo Javier, de 14 años. Lo aprobó todo y desde entonces no ha vuelto a tener problemas con las notas. Ha recuperado la confianza en sí mismo. Estoy muy agradecida, tanto al profesor como a Auler."  - Ainhoa V. -

profesor-particular2

"Me presentaron a un profesor de Inglés realmente bueno. En cuatro meses avancé lo que no había conseguido avanzar en año y medio con la academia. Y encima no me tenía que desplazar."  - Ramón H. -

profesor-particular3

"Con mi profesor, Pablo, aprobé las dos asignaturas que me quedaron, y saqué un 7,3 en selectividad, ¡en un verano! No me lo podía creer. Con todo lo que sufrí durante el curso."  - Adriana G. -

 

Garantía de Satisfacción
SI NO TE GUSTA EL PROFESOR, ¡no pagas!
Solicita tu presupuesto ahora



Las clases particulares en la etapa de Primaria

plumaPrimaria es la etapa clave para la adquisición de los hábitos de estudio saludables que le servirán para toda la vida. Esto no quiere decir que estos hábitos no puedan adquirirse más adelante, pero sin duda a esta edad resultará mucho más sencillo y natural. Es una opinión ampliemante compartida que los fracasos que se manifiestan en la ESO se fraguan de forma importante durante la Primaria. La ESO tiene sus propias dificultades y características, algunas de ellas realmente duras, pero hay una circunstancia que sin duda se hereda de Primaria: la autonomía y los hábitos de estudio.

Bríndele la ayuda que pueda necesitar en esta etapa tan esencial, que le servirá para toda su vida.
Muchos niños y niñas superan la Primaria con dificultad, con algo de ayuda de sus padres o hermanos mayores. Otros la superan apoyados exclusivamente en una buena capacidad intelectual. Y como las cosas van saliendo (en palabras claras, el alumno va aprobando), nos podemos olvidar de lo más importante: las técnicas y hábitos de estudio. Y es que, si bien los conocimientos que el alumno adquiere en Primaria serán importantes durante la ESO, mucho más importantes serán las técnicas, los hábitos y la autonomía que se lleve consigo a la Secundaria.

La desmotivación en Primaria


Otro problema que suele aparecer con mucha frecuencia es la desmotivación. La desmotivación puede aparecer en cualquier momento de la etapa educativa, aunque, por supuesto, por motivos muy diferentes. Las soluciones, por tanto, son igualmente distintas.

En estas edades, las causas de desmotivación más frecuentes están relacionadas con el agresivo bombardeo mediático (televisión, consolas, ordenador) unido a la falta de directrices y criterios por parte de padres y educadores. Una inmensa cantidad de niños de hoy en día no establecen relación alguna entre su esfuerzo y lo que reciben a cambio (que normalmente es todo lo que desean), por lo que no encuentran razones suficientes para mejorar su actitud. Y cuando encuentran las razones, pueden encontrarse con un problema de falta de directrices concretas y adecuadas por parte de sus padres.

Para terminar con este punto diremos que la disparidad de criterios entre los padres, las discusiones constantes y un ambiente poco adecuado en casa contribuyen muy poco a esta motivación. Es imprescindible que los problemas familiares, cuando son suficientemente serios, se resuelvan al margen de los más pequeños si queremos que su proceso educativo se desarrolle de forma adecuada.

El profesor particular en Primaria


Muchos padres, ante un problema detectado, deciden ayudar ellos mismos a sus hijos para mejorar su rendimiento escolar, siendo ésta una de las mejores opciones. Otros padres no pueden hacerlo, bien por falta de tiempo, bien por falta de preparación pedagógica -a veces simplemente por falta de paciencia-, o como en la mayoría de los casos, por pura falta de energía. Ocurre en ocasiones que el exceso de confianza entre padre/madre y alumno desemboca en faltas de respeto en ambos sentidos durante la clase, que se convierte en un intercambio de gritos y descalificativos, que lo único que consiguen es deteriorar el ambiente familiar. En todos estos casos, los padres pueden optar por buscar ayuda en academias o en un profesor particular.

Las academias de apoyo pueden ser una buena solución en algunos casos, siempre que la actitud del alumno sea buena, pues de lo contrario suelen ser tomadas como una continuidad del propio horario escolar y asumidas como un "castigo" más que como una ayuda. La principal ventaja que ven los padres en las academias es su economía. Como desventaja encontramos que el tiempo que se dedica a los problemas concretos del alumno es más bien escaso, pues ha de compartir la clase con otros tantos alumnos, cada uno con sus carencias particulares. El tiempo que se le dedique dependerá a su vez de su capacidad de demandar atención del profesor compartido, pudiendo ser muy reducido para el caso de niños retraídos o introvertidos.

Un profesor particular suele ser muy bien acogido por los niños en esta edad si se les "vende" adecuadamente. La llegada de un profesor particular externo es vivido por el niño o niña como un auténtico acontecimiento, que puede estimularle muy positivamente. El alumno se siente atendido, se siente importante, por lo que suele mejorar su autoestima, y suele resultar más sencillo conseguir que tome compromisos de trabajo con este profesor o profesora que ha venido a ayudarle. Si el profesor particular tiene la preparación específica para las necesidades del alumno, y sabe manejar la distancia entre ambos con profesionalidad, se suele crear una relación muy positiva y muy motivadora para el alumno.

Las clases particulares de primaria


Los servicios más demandados en Primaria son las clases particulares de matemáticas y de lengua, y en menor medida, clases particulares de inglés y de conocimiento del medio. Estas clases particulares se demandan como consecuencia de unos resultados escolares insuficientes en las asignaturas correspondientes. Sin embargo, en Primaria, estos malos resultados no están necesariamente relacionados con un escaso dominio de la asignatura concreta, sino que encierran problemas más generales.

En matemáticas, por ejemplo, se dan numerosos casos de niños y niñas que realizan las operaciones de cálculo sin ninguna dificultad, pero que luego son incapaces de resolver los problemas planteados. Lo que puede ocurrir aquí es que el alumno no entiende lo que dice el problema, es incapaz de razonar suficientemente sobre lo que se le pregunta, y por tanto, responde al enunciado del problema de una forma impulsiva, combinando erráticamente las cifras que aparecen en el texto. Esta problemática se extiende al resto de asignaturas, en mayor o menor medida, dependiendo del interés o afinidad de alumno con la asignatura.

Estos problemas deben ser detectados por el profesor particular, que debe incidir sobre la base de los mismos. Muchos profesores se sienten satisfechos cuando el alumno ha conseguido terminar todos sus deberes, sin haber incidido ni haber tenido en cuenta en el problema que puede haber en el fondo de sus dificultades. Las clases particulares en Primaria deben hacer especial hincapié en conseguir que el alumno o alumna razone de forma autónoma, sin ayuda y con autoconfianza, ante los problemas y cuestiones que tiene delante, ya sean estos de matemáticas, de análisis orto-sintáctico, o de cualquier otra asignatura.

El profesor particular debe promover el establecimiento de hábitos de estudio, vigilando su cumplimiento, a la vez que comprobar que el alumno va asentando y utilizando las diferentes técnicas (subrayado, resúmenes, etc.) que le permiten ser más eficaz en sus tareas. Y para todo esto es imprescindible dominar las técnicas de motivación, pilar fundamental para que los niños estén emocionalmente predispuestos a realizar lo que se les pide.

El equipo de Auler Profesores Particulares
 
Solicitud de Información

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar